Antivirus
Reglas para una compra online segura

Reglas para una compra online segura

Estos son algunos simples consejos para proteger tus fondos de estafas como el phishing o el carding cuando compras online.

Las compras online son parte ya de nuestras vidas, que muchos no logran imaginarse sin ellas. Con tan solo algunos clics, un repartidor llevará una pizza o la comida de tu perro hasta tu puerta, mientras que los boletos del cine llegarán directamente a tu bandeja de entrada. Todo esto necesita más vigilancia, ya que las tiendas y servicios online no son los únicos en busca de tu dinero, los estafadores también, con sus tácticas de robo más recientes. Hoy te contamos los trucos de los cibercriminales y cómo proteger tus finanzas cuando compras online.

El robo de cuentas

Constantemente, los atacantes buscan cuentas de usuarios en servicios relacionados con el comercio online. ¿Para qué? Muy simple: tratan de acceder a las tarjetas de pago vinculadas a las cuentas para darse la buena vida. No hay duda, el secuestro de cuentas puede derivar en pérdidas monetarias directas.

Por supuesto, hay casos más complejos en los que las cuentas hackeadas son usadas en estrategias fraudulentas para estafar a otros usuarios o servicios online, así como para blanquear y retirar fondos robados. O sea, si hackean tu cuenta y la usan para alguna actividad ilícita, no pérdidas inmediatas necesariamente. Sin embargo, quizá un día de estos te veas en la desagradable situación de que la policía llame a tu puerta.

A continuación, te contamos a detalle cómo un cibercriminal puede secuestrar tu cuenta.

Phishing

¿Has recibido un mail sobre un sorteo o alguna notificación sobre la suspensión de una de tus cuentas? No hagas clic en nada: podrían ser estafadores en busca de tu información valiosa. Por ejemplo, así es como un grupo de cibercriminales atrajo a los usuarios de Amazon a sus páginas de phishing mediante puntos de bonificación que debían cobrarse cuanto antes. Cuando el usuario daba clic en el enlace metía sus datos personales, estos caían directamente en las manos de los estafadores.

Malware

El phishing no es la única manera de robar cuentas y datos personales. Con troyanos bancarios, los cibercriminales pueden falsificar una pantalla de inicio de sesión y descubrir tus credenciales, o redirigirte a un sitio falso que les entrega toda la información que introduces.

Las redes de wifi públicas

Actualmente puedes hacer compras online desde cualquier lugar. No es raro que los consumidores, por ejemplo,  vayan a un centro comercial a probarse algo en persona y luego lo ordenen online para un mejor precio. Además, pueden realizar el pedido desde el mismo centro comercial utilizando la red wifi gratuita del lugar. Y aquí es cuando los estafadores se abalanzan sobre quienes buscan ofertas.

Lo gracioso del asunto es que cuando compras online, envías y recibes una cantidad enorme de información valiosa, como los datos de tu cuenta, por lo que cualquiera con las habilidades necesarias y el acceso a tu misma red podría espiar estos datos. En el caso del wifi gratuito del centro comercial, podría haber decenas, o cientos de extraños conectados a la misma red, y alguno podría tener malas intenciones.

Pero, inclusive, en la red wifi de tu casa, tu seguridad sigue estando en duda, sobre todo si nunca has cambiado la contraseña del router y no estás seguro del protocolo de cifrado que usa tu red. Todo esto les abre la puerta a los cibercriminales.

Las filtraciones en las tiendas online

Desgraciadamente, existen más formas de exponer tus datos. Las tiendas online no son tan herméticas como piensas y en ocasiones filtran bases de datos de cuentas de usuarios. Y esto, obviamente es oro puro para los estafadores. Por ende, si utilizas la misma contraseña para diferentes servicios, los atacantes podrán entrar a todos.

Los sitios web falsos

Los estafadores más creativos crean sitios propios que emulan los de los servicios auténticos de compras en línea. Algunas de estas falsificaciones son utilizadas para quitar dinero a la víctima sin entregarle a cambio los bienes o servicios prometidos. Además, como dato extra, también podrían robar la información de tus tarjetas.

Entonces, ¿cómo comprar de forma segura?

Aquí algunos simples consejos para ayudarte a proteger tus datos y dinero cuando compras online.

1. Utiliza contraseñas seguras

Es raro que alguien use la fuerza bruta e introduzca contraseñas una por una. Pero incluso con los métodos actuales de descifrado, las contraseñas más cortas y menos complejas siguen siendo vulnerables. Por tanto, la regla es la misma: mientras más larga sea la combinación, habrá menos probabilidades de que los cibercriminales la descubran. Te recomendamos utilizar al menos 10 caracteres, incluso para cuentas poco relevantes. Y para aquellas que en verdad te interesan, es mejor hacer una doblemente larga.

Otro hábito peligroso es utilizar las mismas contraseñas en distintos sitios. Después de obtener los datos de una cuenta, es poco probable que los ciberdelincuentes se detengan allí e intenten iniciar sesión en otros servicios con el nombre de usuario y la contraseña robados.

Puedes diseñar tu propio sistema de creación de contraseñas o utilizar un generador para crear combinaciones aleatorias sólidas. Y para no olvidarlas, puedes almacenar tus credenciales en un gestor de contraseñas que, por regla general, también incluye un generador de contraseñas.

2. Usa una VPN cuando te conectes a redes públicas

Una conexión segura cifra todo el tráfico y, por lo tanto, evita que los atacantes intercepten tus datos de inicio de sesión e información de pago. Consulta aquí cómo elegir la mejor aplicación de VPN.

3. No vincules tarjetas bancarias a cuentas de compras online

Sobre todo, a los atacantes les encanta robar cuentas que apenas se usan; así, sus acciones pasarán desapercibidas más tiempo. Por lo tanto, vale la pena vincular una tarjeta bancaria solo en las tiendas online que regularmente visitas y asegurarte de que te cuenta no sea secuestrada y que no aparezcan transacciones sospechosas en tu historial de compras.

En otros casos, es más seguro rechazar la opción “recordar tarjeta” e introducir la información de forma manual. Así, la probabilidad de que pierdas dinero mediante una cuenta abandonada hace mucho tiempo como, por ejemplo, alguna tienda de mascotas online donde una vez compraste la comida del hámster serán menor.

4. Paga con servicios de pago siempre que puedas

Los servicios de pago, como Google Play o PayPal, almacenan tus datos de forma cifrada en servidores seguros. El comerciante al que compras solo recibe el número de cuenta virtual asignado a tu tarjeta por el propio servicio. Dado que el comerciante no ve los datos de tu tarjeta, tus finanzas se mantienen a salvo de los vendedores sin escrúpulos, las filtraciones de datos del sitio o la intercepción de información durante la transmisión mediante Internet.

5. Ten una tarjeta para las compras online

Dedica una tarjeta exclusivamente para las compras online con cantidades mínimas. Así, aunque los atacantes descubran su información, no tendrán en sus manos tu fuente principal de dinero. Es mejor recargarla inmediatamente antes de realizar una compra y solo por la cantidad que pretendes gastar.

 6. Controla tu historial de pagos

Configura la notificación de las transacciones y comprueba tu historial de pagos de vez en cuando. Si detectas algo sospechoso, llama inmediatamente a tu banco. Cualquier cargo inesperado, incluso por una pequeña cantidad, debería alarmarte, ya que pueden ser los estafadores a modo de prueba o el primer pago automático de una suscripción que no solicitaste.

7. Utiliza una protección de confianza

Estas simples reglas para proteger tus datos y dinero harán que tu experiencia de compra online sea segura. Para evitar los trucos de los cibercriminales, lee nuestra publicación sobre cómo detectar estafas online y usa una solución de seguridad de confianza que detecte y bloquee de forma automática los sitios de phishing.

Este artículo fue tomado de su versión original.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *